domingo, 17 de abril de 2016

Edición del Segundo Postulado

"Otro problema que aqueja a todos los humanos es la pérdida del interés por las cosas complejas y “difíciles”. Tendemos ir por lo rápido y fácil, pero eso es el peor camino. Preferir ver a Mario Bezares teniendo en Canal Once con programas de difusión cultural dice mucho de las preferencias estúpidas del ser humano. ¿En qué sentido es mejor ver a un montón de subnormales realizando subnormalidades que aprender? ¿Entretenimiento? Hay comedias con las que puedes aprender, o al menos subirte los estándares de comedia. Es cierto que un poco de comedia simple de vez en cuando no nos hace daño, pero todos los días, terminará por hacerte el cerebro un licuado.

Los jóvenes y, en general, la gente desde algunos años se ha inclinado a una vida de “cholo”, donde no estudias, no trabajas, y no haces nada de tu vida. Esas personas no deberían tener acceso a Internet desde el principio. La educación en México es bastante barata, y se pueden conseguir becas, y mantenerlas con un poquito de esfuerzo. No es difícil, y yo mismo he visto gente que se clasificaba a sí misma como “inútil en la escuela” que han querido estudiar, y pueden con ayuda de las becas.

El gobierno, ¿qué puedo decir?

El gobierno es una horrenda masa de gente que no tiene la menor idea de lo que hace, eliminando mínimas excepciones.
Desde el PRI, el PAN, el PRD, etc., salen con perfecta educación para saquear las arcas públicas, y cubrirse con su maldito hijo de puta fuero político para que, si alguien se atreve a cuestionarlos en lo más mínimo, tener la capacidad de demandarlo. El caso de Rodrigo Medina y Margarita Arellanes es típico. Hay pruebas más que contundentes de su estupidez humana, de su hijo putismo, de su inutilidad como personas, y del robo indiscriminado que hicieron a los cargos que tenían. Aun así, los diputados están a punto de limpiarles las cuentas. Están a punto de perdonarles robos de más de 100 millones de pesos. ¿Por qué?
No puedo pedir que el pueblo salga y mate a los diputados, pero sí que podríamos hacer algo para que todo esto cambie. Propongo que los cargos públicos, todos, sean dispuestos al salario mínimo. Que nadie que pertenezca al gobierno pueda ganar más de 20 salarios mínimos como remuneración quincenal. Es posible hacer esto, presionando al congreso y al gobierno, pero el mexicano prefiere que lo golpeen a tener que levantarse de ver sus telenovelas."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada